febrero 20, 2019

Cultivo de aguacate

¿Cuáles son los factores más importantes en el cultivo de aguacate?

Los factores ambientales con mayor incidencia durante las etapas del desarrollo y la producción en el cultivo de aguacate son la temperatura, el viento y las precipitaciones, así como la calidad del aire y los efectos posicionales, tanto dentro del huerto como dentro del árbol.

Elementos como vientos fuertes, precipitaciones intensas y heladas pueden causar la pérdida directa de la fruta durante la pos-cosecha, debido a las cicatrices que causan sobre la misma. El incremento de organismos patógenos como hongos e insectos, principalmente asociados a condiciones de abundante lluvia, especialmente durante la floración, causa enfermedades como la antracnosis. Las zonas productoras en Colombia presentan grandes variaciones en altitud, radiación solar, humedad relativa, temperatura y precipitación, entre otros factores; por eso es indispensable que el cultivador esté pendiente del rendimiento y calidad del cultivo.

Factores importantes para el cultivo de aguacate en Colombia:

    • Riego
      La plantación debe contar con suficiente agua para riego durante la estación seca, de manera que los árboles reciban la cantidad adecuada para que alcancen un buen desarrollo, que será determinante en el futuro de la plantación.
    • Fertilización
      En la fertilización del aguacate se pueden utilizar diferentes tipos de abonos orgánicos, entre ellos nuestro producto Tierra Enriquecida, con los cuales se consigue mejorar las condiciones del suelo, aumentar la disponibilidad de nutrientes para las plantas y, por lo tanto, su productividad.
    • Precipitación
      El aguacate requiere entre 1.200 y 1.600 mm de lluvia bien distribuidos durante el año, lo que se traduce en una demanda baja-media de agua, especialmente en zonas de clima frío.
    • Vientos
      Las ramas del aguacate son muy quebradizas y se rompen fácilmente a causa de la acción del viento. Por esto es de gran importancia ubicar el lote para la siembra en una zona que presente vientos suaves o establecer barreras rompevientos. Los vientos no deben ser constantes, ni alcanzar velocidades por encima de los 20 kilómetros por hora, ya que esto provoca ruptura de ramas, caída de flores y frutos, quemazón de las hojas, nuevos brotes en el árbol y deshidratación la cual impide la fecundación y la formación de los frutos.
    • Requerimientos del suelo
      El aguacate se adapta a una gran gama de suelos, desde los arenosos hasta los arcillosos. El contenido de arcilla no debe superar el 28%. También deben ser muy bien drenados, dado que sus raíces son altamente susceptibles a condiciones de inundación, lo que trae problemas sanitarios o enfermedades.

 

Condiciones ambientales en las diferentes razas de aguacate

Raza Mexicana:
Se adapta a climas muy fríos, soportando temperaturas de hasta 2.2°C, teniendo como temperaturas óptimas de 5 a 17°C. Tarda entre seis y ocho meses para madurar en el árbol.

Raza Antillana:
Se adapta a temperaturas de 18 a 26°C, lo que quiere decir que es sensible al frío y muere cuando la temperatura fluctúa entre los 2,2 y 4°C.

Raza Hass:
Los vientos fuertes, las precipitaciones y las heladas pueden causar la pérdida directa de la fruta durante la pos-cosecha.

Fuente: www.dane.gov.co

 

Principales plagas que afectan el aguacate

En Antioquia se ha encontrado que plagas como ácaros, trips, molanonion, escarabajos, cucarrones marceños, polilla de la semilla y barrenadores grandes de la semilla, son las principales plagas que afectan esta fruta. La polilla y el barrenador, puntualmente, son las que más perjudican el cultivo de aguacate hass.

A continuación, compartimos una lista de las principales plagas:

  • Oligonychus Yothersi (ácaro o arañita roja): Normalmente se manifiesta en las hojas a través de pequeños puntos rojos, telarañas y bronceado en las hojas. La duración de su ciclo es de 14 días. Si el cultivo presenta esta plaga, es recomendable aplicar aceites (no en época de floración), hongos e insecticidas.
  • Trips o Frankliniella (insecto): Se caracteriza por generar venas protuberantes en el fruto y ataca principalmente en estado de floración. Por este motivo, es indispensable realizar monitoreos durante este período. Cuando la infestación es alta, se presenta caída excesiva de flores y deformación del fruto. La duración de su ciclo es de 21 días, en promedio.

Algunos trips son benéficos. Los que causan daño se caracterizan por ser de color amarillo.

  • Molanonion (insecto): Es una plaga típica en Antioquia y en otras regiones de Colombia, que ataca después de las seis de la tarde y es conocida como chinche del aguacate. Las pérdidas que puede ocasionar al fruto están entre el 50 y el 100%. Su ciclo dura 63 días.

Para contrarrestarla, se recomienda hacer podas sanitarias y eliminar las estructuras afectadas.

  • Escarabajos marceños (cucarrón): Ataca las hojas jóvenes de los árboles, flores y frutos pequeños. Su nombre se asocia al mes de marzo, llega en temporadas de lluvia y puede ocasionar un daño de entre el 40 y 60%.

Plantas cuarentenarias

En el cultivo del aguacate también pueden encontrarse plagas denominadas como cuarentenarias, que son las que deben evitarse si se tiene como objetivo exportar aguacate, dado que en Estados Unidos no se encuentran y se debe evitar que estén en los containers. Algunas son:

  • Heilipus lauri (cucarrón): ataca el fruto perforándolo y, posteriormente, pone huevos que penetran en el mismo. Tiene un ciclo de vida muy rápido que puede llegar a un año.
  • Stenoma catenifer (insecto): Ataca ramas y frutos. Su reproducción es muy rápida, por lo que facilita que el daño sea mayor.

Nota: si estas dos plagas no se controlan, pueden llegar a ocasionar la pérdida total del cultivo.

Algunas recomendaciones generales que se deben tener en cuenta para prevenir futuras plagas son:

  1. Identificar las plagas que causan daño.
  2. Reconocer la biología y hábitos de las plagas.
  3. Monitorear regularmente los lotes.
  4. Utilizar medidas preventivas (control de malezas, podas y fertilización).